No hay edad para emprender

March 5, 2019

Rosa es licenciada en pedagogía, orientadora laboral y tiene un master en coaching. Tras varios años de parón laboral, decidió volver al trabajo, pero esta vez lo haría de una forma diferente, como emprendedora. Con miedo e ilusión, Rosa se lanzó a esta aventura con su proyecto Happy Family, orientado a tratar de forma pedagógica con los más pequeños de la casa. Ahora cuatro después, esta emprendedora ha vuelto a reunir ganas e ilusión  para sacar adelante otra nueva idea, Big Proyect. Un proyecto diseñado para desarrollar las competencias personales de los universitarios y por el cual forma parte del HUB.

 

 

¿En qué consiste Big Proyect?

 

La idea del proyecto es comenzar a trabajar con los alumnos desde los primeros cursos de la facultad. Comenzaríamos a dar apoyo a la gente en bachillerato cuando escoge la carrera para que tengan claro que quieren hacer y cómo lo quieren hacer, y desde ahí empezar a mentar a esos jóvenes de manera, que cuando empiecen la carrera tengan un apoyo en todo lo que tiene que ver con competencias personales. Yo soy consciente y lo sé por algunos estudios que hay de la universidad, que los jóvenes están muy preparados en tema de conocimiento, pero las empresas se quejan de que les falta competencias como el trabajo en equipo, la comunicación, la proactividad, etc.

 

El objetivo es trabajar esas competencias a través de talleres formativos que toda la gente joven pueda venir y trabajar con ellos su motivación, sus expectativas, ect.; y después hacer un mentoring personalizado con cada uno de ellos dentro de la propia carrera, facilitando prácticas desde el principio, cubriendo las necesidades tanto del alumno como de la empresa.

 

En el caso de no conseguir esas prácticas, apoyar al alumno y darle esa oportunidad de conseguir esas habilidades que le van hacer mucho más talentoso, porque el talento ya lo tienen.

 

Una vez terminadas las prácticas, habrá algunos que se quedan en la empresa porque ya les hemos llevado una tutorización desde el principio; y si no se quedan, ayudarles y apoyarles en esa búsqueda de empleo. Esto último tiene que ver mucho con herramientas como: hacer un buen CV, una buena entrevista o el cómo gestionar todas aquellas capacidades que tienen que ver con la búsqueda de empleo.

 

El paso final sería cuando ya encuentran trabajo y ya no necesitan nuestra ayuda. Todo este proceso sería la idea del proyecto.

 

 

¿El proyecto lo realizadas sola o con más gente?

 

De momento, lo he comenzado yo sola, pero tengo varios compañeros que me están ayudando en diferentes cosas como los talleres. Además, también, tengo muchos contactos para gestionar el tema de empresas.

 

 

 

¿Cómo va a ser la misión big proyect dentro de los institutos?

 

A través del A.M.P.A o la asociación del centro crear un espacio puntual donde los alumnos pueden acudir y podamos trabajar con ellos. Además, también, es importante hacer talleres con los padres porque habitualmente son los que dirigen y acaban haciendo carreras que no les gusta. Desde ese punto, ayudar a los alumnos a solventar la situación de fracaso y luego el apoyo en todo lo que tiene que ver con la universidad.

 

 

¿Qué fue lo que te llevo emprender este proyecto?

 

Llevo ya hace cuatro años con “Happy family” y comencé a dar charlas en los institutos y me daba cuenta que los alumnos de tercero y cuarto de la ESO ya estaban muy mediatizados para elegir y que la situación parental era muy marcante, sin tener la libertad suficiente de poder tomar sus propias elecciones.

 

Viendo un poco las necesidades de los adolescentes, me di cuenta lo difícil que es cuando un chico dice “me gusta esto” y no entra dentro de tus esquemas. Por eso, decidí darles esa oportunidad de confiar en él y que tengan una persona que les apoyé.

 

A raíz de todo esto, Jesús Rivas, un mentor de la Universidad que dirige el coworking de Salamanca, me propuso crear un proyecto que apoye a los alumnos desde el principio hasta el final en su etapa de la universidad, como es hacer un CV. Es cierto, que en las universidades hay departamentos de orientación, pero los universitarios no se les suelen dar uso o conocer.

 

Hacer un buen CV es vital, al igual que lo es saber hacer una buena entrevista laboral como hablo, como me muestro, como gestiono el estrés. Un estudio de la universidad de Salamanca revela a través de preguntar a las empresas donde los alumnos hacen prácticas lo que más echan en falta es este tipo de competencias que no son los conocimientos en sí de la materia.

 

 

¿Cómo conociste el Hub?

 

En el co-working hubo un ofrecimiento por parte del HUB de un sitio donde poder ir a trabajar. Había que realizar una inscripción, pero yo por motivos personales no la pude entregar en plazo y lo dejé pasar. Pero, me parecía el sitio ideal para poder realizar mi proyecto, porque era estar dentro de la universidad con los jóvenes cerca donde pueden acudir sin tener que irse lejos. Además, se dio la circunstancia de que una compañera tuvo que abandonar su puesto en el HUB por motivos laborales y cuando me entere, lo volví a solicitar y aquí estoy encantada.

 

 

¿Cuáles son tus objetivos dentro del HUB?

 

El primero es que se me conozca, que la gente sepa que estoy aquí y que pueden venir hablar conmigo siempre que quieran. Si un alumno necesita una situación que necesita resolver, yo estoy disponible para lo que necesite.

 

Otro objetivo es realizar talleres para desarrollar esas herramientas de las que ya hemos hablado como elaborar un buen CV, el cómo realizar una buena entrevista, como desarrollar tus mejores logros y sacarle partido.

 

¿La experiencia hasta ahora cómo te está pareciendo?

 

Muy bien. Estas tres semanas han sido muy locas, he tenido muchas reuniones con gente relevante para el proyecto como la responsable general de la Universidad de Salamanca o con Instituto de Paz. Para mí, hay una cosa clave de cara al empleo: el éxito está en la colaboración.

 

Es muy importante tener un sitio cuando alguien emprende como ha sido mi caso con 50 años. Yo estuve trabajando, tuve mi familia y durante un tiempo entendí que mis hijos eran una parte prioritaria y dejé mi trabajo, y cuando me quise reincorporar al mercado laboral fue terrible. Es cierto, que durante todo ese tiempo nunca deje de reciclarme y es algo muy importante en cualquier edad, formarte y estar al día. Una conclusión que saqué después de la crisis es que el mundo cambia y tu debes cambiar con él.

 

Yo hasta entonces nunca me había planteado el autoempleo y lo incluí dentro de mis posibilidades laborales, que nunca se piensa. Comencé con esta iniciativa y me motivo un montón, porque creo que educamos a nuestros hijos para que sean funcionarios y no emprendedores. Y a raíz de esa experiencia como autónoma y emprendedora pensé que era una forma muy bonita de poder ayudar y de exponer lo que yo había ido aprendiendo a través de mi propia experiencia y de mis fracasos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Alístate para el próximo curso!

May 8, 2018

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us