HOY VOY A SER LA MUJER QUE ME DE LA GANA DE SER

March 8, 2019

 

 

Hoy, las calles se han teñido de morado y las mujeres han salido ha revindicar sus derechos. Es triste que aún en pleno siglo XXI tengamos que pedir ser iguales, tener las mismas oportunidades y no ser cuestionadas por nuestro género Es muy triste. Pero, hoy, 8 de marzo, miles de mujeres de todas las edades, razas y estilos se han unido por una misma causa, el feminismo. Es bonito ver como tu amiga, tu hermana, tu madre o tu abuela lucha por un mundo mejor, una sociedad en la que todos seamos iguales. 

 

Hoy, desde el HUB, también hemos querido aportar nuestro grano de arena y hemos decidido hacer un post especial en honor a todas nuestras mujeres trabajadoras. Para ello, hemos contado con los testimonios de varias compañeras:

 Elena Rodriguez: Profesora de Marketing y comunicación. Consultora marketing.

 

  • ¿Por qué crees que es importante que se celebre el 8-M?

Patricia: La importancia de este día en mi opinión se centra en la libertad. Aunque se está denostando mucho el término, creo que es lo más importante que se ha logrado en tantos años de evolución social, de construcción de derechos, de trabajo de muchas personas antes que nosotros. La libertad de elegir, de participar en todos los aspectos de la sociedad, de tomar decisiones sin condiciones, de un estilo de vida, de una profesión equilibrada, de tantas cosas …. Esto implica al resto de la sociedad. Las mujeres son parte de una sociedad que es la que tiene que lograr que la igualdad sea algo tan natural que no haya ni que hablar de ello. Para mí no es una cuestión de gritos o de banderas, es una cuestión de sentido común y de trabajar en la misma dirección, porque nos beneficia a todos.

 

Elena: Es un momento para celebrar todo el camino que como sociedad hemos recorrido hacia la desigualdad y para revindicar todo lo que nos hemos dado cuenta que falta, que es mucho. Para mí toda fecha que nos permita recordar que lo personal es político y que avanzamos más si vamos juntos es una gran noticia. Vivimos en una sociedad individualista y donde parece que los partidos nos han robado la política a los ciudadanos.

 

Rosa: Es una pena que haya que celebrar un día internacional  de la mujer, pero sigue siendo necesario sensibilizar sobre el papel  y el reconocimiento de las mujeres en la Sociedad.

 

  • ¿Piensas que sigue habiendo desigualdad en el mundo laboral? ¿Por qué?

Patricia:Si, desde luego que sigue habiendo desigualdades, y muchas más de las que aparentemente se aprecian. Determinados condicionamientos sociales, prejuicios, sesgos culturales que aún están inmersos en nuestra cultura no ayudan. Las mujeres ven como su carrera profesional evoluciona a diferente ritmo que el de algunos compañeros en muchos casos, y en algún momento de su vida se encuentran ante la encrucijada que supone un cambio radical, la maternidad. Esto es una realidad. Cuando llega la maternidad, si es que llega, supone una fase de descenso de actividad profesional y en determinadas profesiones eso está castigado. Estas son las políticas que hay que mejorar, los detalles en los que hay que trabajar. El hecho de que haya tan poca visibilidad de la mujer en cargos representativos, en posiciones de poder, no deja de ser fruto de tantos años de una sociedad en la que las mujeres pasaban a segundo plano. Pero si ahora una mujer quiere avanzar en su carrera, lo que me gustaría es que sea su decisión y que tenga oportunidades de lograrlo.

 

Elena: Yo soy una privilegiada que no me he encontrado con desigualdades flagrantes, pero está claro que existen. Causas, muchas y muy variadas. Desde la educación que se nos da desde pequeños que hace que las mujeres opten por unos trabajos peor valorados hasta la penalización de la maternidad o el hecho de que en algunas profesiones hasta hace poco tiempo no se admitiera a mujeres. Y por supuesto, donde más desigualdades hay es entre las personas racializadas, inmigrantes o en cualquier riesgo de exclusión.

 

Rosa: Sí, Pienso que sigue habiendo desigualdad en el mundo laboral entre hombres y mujeres. El hecho de que quienes llevan a cabo procesos de selección sigan pensando, por ejemplo, que por el hecho de ser madres somos un problema, deja bastante clara aún esta mentalidad de desigualdad.

 

 

Patricia Sánchez:  Actualmente Directora de comunicación e innovación en la agencia tthegap, e investigadora en la Universidad de Salamanca en comunicación y nuevas tecnologías

 

  • ¿Alguna vez te han hecho algún comentario machistas en el trabajo o has vivido alguna situación de discriminación?

Patricia: En muchas ocasiones se escuchan comentarios de corte machista de todo tipo, la mayor parte de las ocasiones en un contexto que pretende ser humorístico, con lo que dice mucho de lo interiorizados que están realmente esos pensamientos.

En mi caso particular no he tenido realmente problemas graves por machismo o discriminación en años de profesión, aunque quizá cuanto más pasan los años más aprecias determinadas conductas.

 

Elena: Si, en muchos casos. Uno de los que recuerdo como más dolorosos fue cuando, después de meses de reuniones y planificación, me dijo que para firmar con su jefe el contrato mejor fuera con un compañero hombre, que si no su jefe no nos iba a tomar en serio.

 

Rosa: He de decir que salvo algún comentario (ya hace unos cuantos años cuando empezaba a buscar trabajo), pero no he vivido personalmente ninguna situación machista.

 

  • ¿Crees que la sociedad actual es machista? ¿Por qué?

Patricia: Creo que aún queda mucho por hacer. La sociedad actual aún es heredada con una prevalencia del hombre en todos los ámbitos. Se aprecia solamente con echar un vistazo en general a cuáles son los papeles que desempeña la mujer en la sociedad y cuál es su visibilidad. Tampoco considero que la igualdad plena en un sentido estricto sea la respuesta, porque eso también sería discriminatorio, sino que hay que ser coherente y que existan las oportunidades, que realmente veamos referentes que representan a la mujer moderna con toda su idiosincrasia.

 

Elena: Creo que sí. Aunque existe prácticamente una igualdad “por ley”, no es así en la calle. Por educación, por costumbre, todos tenemos comportamientos machistas. Lo malo es estar orgulloso de ello o pensar que debe seguir siendo así. Y creo que aunque se habla poco de esto y algunos digan que es “hombres contra mujeres”, los hombres también sufren el machismo: no pueden permitirse ser sensibles, se juzga su debilidad de una manera más dura, se les presupone ser sustentadores y se les castiga más duramente si no encajan en el mercado laboral, se les roba parte de la paternidad…

 

Rosa: Creo que ha habido grandes cambios en nuestra sociedad, pero considero que aún debe cambiar más. Mientras que a las reuniones de los colegios donde se habla de educación sigan yendo mayoritariamente madres, mientras que las tareas del hogar las sigamos haciendo mayoritariamente nosotras, mientras que en las Universidades siga habiendo carreras mayoritariamente de hombres o mujeres, mientras que en las familias se siga tratando diferente a los hijos y a las hijas… seguirá habiendo desigualdades.

 

 Rosa Benito: Orientadora, docente y coach

  • ¿Qué crees que hay que hacer para eliminar el patriarcado?

Patricia: Es una cuestión muy compleja y se afirma que es un deber eliminarlo, esto creo que también debe irlo ajustando la sociedad. No hay nada blanco ni negro, hay que lograr un equilibrio justo para todos y para que avancemos en todos los sentidos. Especialmente es cuestión de educación, de que desde las bases se construya una formación firme y completa que respete la identidad de cada persona y que no fomente diferencias. Si desde niños se ven los roles igualitarios en casa y fuera de ella como algo natural, cuando sean mayores también lo entenderán así.

 

Elena: Aquí me voy a ir por la tangente… yo creo que estamos en una crisis de civilización que tiene dos problemas centrales: el cambio climático y la desigualdad, todas las desigualdades. Creo que tenemos que llegar a un nuevo pacto social y que en ese nuevo pacto inevitablemente hombres y mujeres tienen que ser iguales y trabajar juntos. Por eso yo creo que para eliminar el patriarcado lo que hay que hacer.

 

Rosa: Educar en igualdad, en valores, en el respeto, pero sobre todo, hacer sentir a nuestras hijas que ser sensible no está reñido con ser fuerte, enseñarlas a quererse y respetarse, a luchar por sus sueños, a conocer sus talentos y defenderlos.

 

  • ¿Cómo te sentiste al ver las calles llenas en la manifestación del 8-m del año pasado?

Patricia: A pesar de que apoyo la lucha que representa el 8M, en ciertos aspectos me decepciona mucho ver cómo se politiza y se explota por todo tipo de organismos. La visibilidad es muy buena, se ha conseguido que se hable de ello, que esté en todos los medios y que prácticamente todo el discurso durante los días de alrededor sea sobre ello, pero mi pregunta es, ¿se ha hecho algo? ¿se ha construido alguna mejora en este último año? Es un ejemplo, pero también debemos exigir hecho, porque las palabras son muy fáciles.

 

Elena: Me pareció muy emocionante. Me gustó ver a gente de todas las edades y sentir que compartes una causa aunque no compartas todas las consignas. En lo que algunos ven un problema yo veo un ejercicio de tolerancia y de unión muy necesario en nuestra sociedad. Como comentaba antes, cualquier causa que nos haga salir del individualismo y que nos haga sentir que podemos avanzar juntos me parece necesario y me llena de ilusión.

 

Rosa: Respecto a este tema, tengo una opinión muy particular. Me alegra ver que la Sociedad está siendo cada vez más consciente, pero me apena que se utilicen de manera política y tras la reivindicación todo se quede en una fotografía. Creo que a tod@s nos corresponde ser responsables en esta misión, desde donde estamos aportando nuestro granito de arena.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Alístate para el próximo curso!

May 8, 2018

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive